EL CAMINO AL OLVIDO

2132.jpg

Una vez alguien me preguntó “¿Cómo  en realidad sabes si las personas buscan algo diferente, si nunca le has dado algo diferente?.” Eso se me quedó  grabado y me llevó a pensar en todo lo que hago con mi trabajo.

En el rubro de la moda, mantenerse actualizado en cuanto a tendencias es vital, sobretodo brindar propuestas que hagan soñar a las personas. Es una industria creativa donde su mayor motor son esas propuestas fuera de lo común;  Desde la ropa que se vende hasta las campañas que se hacen. La imagen de éstas es tan importante cómo la ropa.

Llevo trabajando más de siete años en moda y sí la moda en el país ha evolucionado, pero las propuestas publicitarias de las marcas no. Con esto no quiero decir que lo hacen mal, porque en realidad siguen vendiendo. Lo que quiero decir es que nadie toma riesgos, siempre vemos la misma propuesta de modelo, el mismo peinado, el mismo maquillaje y en algunos casos una inexistente valoración estética por una propuesta que refleje la esencia de la marca.

 Las campañas para muchos es vender, vender, vender y ¡Si! Esa es la idea de la campaña, pero yo siempre he dicho que las campañas en moda son para poder venderle a las personas la actitud que una marca tiene en base a la temporada en que se encuentra. ¿Qué quiero decir con esto?  Si tu marca es para alguien joven, que es “cool”, alguien que busca verse a la moda, tu campaña debe reflejar eso. Proponer peinados, maquillaje y modelos con esa actitud. Ya con esto bien posicionado las personas se identifican con la marca y sienten una afinidad por ella. Por ejemplo: la más reciente campaña de Victoria Beckham para conmemorar sus diez años de trayectoria como diseñadora. Recordando esa icónica campaña publicitaria de abril del 2008 para Marc Jacobs.

Aplaudo a las marcas que lo están haciendo en la actualidad. He notado como un par de tiendas poco a poco han ido evolucionando su imagen, desde el crear producciones locales hasta proponer caras diferentes en sus marcas. Hace poco vimos una modelo “plus size” rapada en una de las tiendas por departamento mas grandes del país. Como dicen “arriesga, gana”. Algo que muchos no logran entender es que: los mercados cada vez están cambiando.

Una tienda, marca, o diseñador,  no tiene la misma clientela que hace cinco años. Por esa razón siempre hay que analizar qué buscan los nuevos mercados, como podemos llamar la atención de ellos. Por ejemplo: si tengo una marca dirigida a personas en un rango de edad de 20-35 años al pasar 5 años las personas de 20 tendrán 25 y probamente los de 35 un 60% ya no consuma la marca. Entonces nos actualizamos para poder llamar la atención de ese mercado entrante que tiene 20 y mantener los de 25. Vuelvo a los que les decía antes, mantener la esencia y actitud solo aplicándola a la temporada que se vive.

 Esta adaptación a nuevos mercados no sólo incluye el uso de redes sociales, también incluye adaptarse a los movimientos sociales actuales, acoplarse a los nuevos estándares de belleza (los cuales son casi inexistentes ya que la belleza es la diversidad), y ver que les interesa a todos. Como una marca local que impulso el reciclaje de ropa hace un par de meses, un movimiento que esta muy en auge a nivel mundial llevándose a cabo en su mayoría, por tiendas de “fast fashion”.

Espero que las marcas y diseñadores nacionales también se atrevan a poder hacer cambios en sus imágenes, campañas y proyecciones sociales para poder cada vez más crecer como industria.

La moda es de adaptarse al cambio para siempre mantenerse en las cabezas de las personas y no quedar en el olvido.  

¿Ustedes, qué piensan?